Cambie el tamaño del texto

Odontopediatría

El primer momento de prevención en odontología materno infantil inicia durante la etapa del embarazo, educando y orientando a los futuros padres sobre el cuidado de la cavidad oral de sus bebés.

La primera cita odontológica en los niños debe ser durante los primeros meses de vida. En esta cita se orienta a los padres sobre el control de hábitos nocivos como la succión digital, el uso del chupo, succión prolongada del tetero durante el día y en la noche. Así mismo se explican los métodos de higiene oral, la introducción de una dieta sana que favorezca el desarrollo de los maxilares, qué es la caries dental y como prevenirla, las diferentes alteraciones que se pueden presentar en la boca de los niños, durante la niñez y adolescencia.

La caries dental durante la primera infancia es un factor de riesgo para los dientes deciduos, por esta razón es muy importante que los padres conozcan los factores de riesgo para la aparición de ésta, además de cómo prevenirla.

Es muy importante la valoración del proceso de deglución, masticación y respiración con el fin de diagnosticar tempranamente las distintas patologías que puedan presentarse.

Posteriormente el niño debe visitar al odontopediatría cada seis meses, para que se familiarice con el ambiente odontológico y así se realice un proceso de adaptación para realizar las valoraciones de forma tranquila y amena y lograr un seguimiento adecuado.

Preguntas Frecuentes:

¿Cómo se puede aliviar el malestar del bebé durante la aparición de los dientes?

No siempre la aparición de los dientes genera malestar en el bebé, casi siempre se manifiesta con dolor e inflamación que se puede aliviar con una buena higiene oral para evitar que se empeore o el uso de anestésicos locales antes de darle los alimentos, no darles alimentos muy calientes, salados o condimentados, utilizar entretenedores que se puedan refrigerar un poco para que sientan alivio.

¿Qué pueden hacer los padres para que la etapa de dentición sea menos traumática?

Siempre cepillarlos tres veces al día, evitar el consumo de líquidos o alimentos durante la noche, evitar el consumo exagerado de dulces, controlar hábitos (succión de dedo, lengua, labios, cobijas, chupo etc.) y por supuesto visitar al odontólogo.

Si usted requiere más información sobre este servicio o si no fue posible responder a su inquietud, por favor ingrese su pregunta y con gusto responderemos.